Arrendamiento de viviendas y Covid 19

Francisca Castro Bahamonde Abogada > Blog > Uncategorized > Arrendamiento de viviendas y Covid 19
suspensión desahucios

 

MEDIDAS EN MATERIA ARRENDAMIENTOS PARA PALIAR EFECTOS DEL COVID-19 : Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo (BOE 01/04/2020): PAGO ALQUILER

Afecta al pago del alquiler en los contratos de arrendamiento de vivienda dentro del periodo comprendido desde la entrada en vigor de este real decreto-ley hasta el día en que hayan transcurrido dos meses desde la finalización del estado de alarma, finalice la prórroga de los contratos.

Mientras tanto el propietario tiene que aceptar la falta del pago de la renta.

 

Desahucios:

El Real Decreto Ley 11/2020 de medidas urgentes en el ámbito social y económico para hacer frente al covid 19 establece las siguientes medidas que afectan al pago del alquiler:

Suspensión del procedimiento de desahucio y de los lanzamientos

para hogares vulnerables sin alternativa habitacional, por culpa de los efectos del COVID-19.

El plazo en que quedan suspendidos es un máximo 6 meses desde 2 de abril al 2 de octubre de 2020 .

Prórroga contrato arrendamiento de vivienda habitual.

prorrogados por 6 meses más

Suspensión de los desahucios durante seis meses. 

Una vez finalizado el estado de alarma, los arrendatarios podrán solicitar dentro del plazo de dos meses la ampliación del arrendamiento, con  una prórroga de seis meses más y el contrato seguirá en las mismas condiciones, sin posibilidad de revisar la renta, por lo que no cabe acudir al desahucio por la “expiración del término”. 

Moratoria deuda arrendaticia

Aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta o condonación total o parcial cuando arrendador sea gran tenedor y empresas o entidades públicas de vivienda.

A escoger por el arrendatario y en el caso de que no haya acuerdo, solicitar:

 a) Una reducción del 50% de la renta arrendaticia durante el tiempo que dure el estado de alarma decretado por el Gobierno y las mensualidades siguientes si aquel plazo fuera insuficiente en relación con la situación de vulnerabilidad provocada a causa del COVID-19, con un máximo en todo caso de 4 meses. 

b) Una moratoria en el pago de la renta arrendaticia que se aplicará de manera automática y que afectará al periodo de tiempo que dure el estado de alarma decretado por el Gobierno y a las mensualidades siguientes, prorrogables una a una, si aquel plazo fuera insuficiente en relación con la situación de vulnerabilidad provocada a causa del COVID-19, sin que puedan superarse, en ningún caso, los 4 meses. 

Moratoria para pago de la renta

Se establecen las condiciones de “vulnerabilidad” para que los arrendatarios puedan solicitar de la parte arrendadora demorar el pago.

En caso de arrendadores personas físicas distintas a los anteriores, se podrá solicitar por arrendatario en situación de vulnerabilidad, en el plazo de 1 mes desde el 02/04/2020, el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta, o condonación total o parcial, en los mismos términos anteriores

Situación de vulnerabilidad 

Quienes acrediten los requisitos previstos en el artículo 5 del Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, presentando la documentación prevista en el artículo 6. 

Línea de avales ICO pago del alquiler a coste cero 

Se autoriza al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para que, mediante acuerdo con el Instituto de Crédito Oficial, por un plazo de hasta 14 años, se desarrolle una linea de avales con total cobertura del Estado, para que las entidades bancarias puedan ofrecer ayudas transitorias de financiación a las personas en situación de vulnerabilidad, con un plazo de devolución de hasta 6 años, prorrogable excepcionalmente por otros 4 años y sin que, en ningún caso, devengue ningún tipo de gastos e intereses para el solicitante.

En definitiva:

a) Suspensión de los desahucios durante seis meses., y mientras tanto el propietario tiene que aceptar la falta del pago de la renta.

b) Prórroga del contrato de arrendamiento durante seis meses.  Una vez finalizado el estado de alarma, los arrendatarios podrán solicitar dentro del plazo de dos meses la ampliación del arrendamiento, con  una prórroga de seis meses más y el contrato seguirá en las mismas condiciones, sin posibilidad de revisar la renta, por lo que no cabe acudir al desahucio por la “expiración del término”. 

c) Moratoria para pago de la renta, Se establecen las condiciones de “vulnerabilidad” para que los arrendatarios puedan solicitar de la parte arrendadora demorar el pago.

e) Empresas o personas físicas que tengan más de 10 inmuebles, Tengan más de 10 inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o una superficie de más de 1.500 m2, salvo acuerdo entre las partes, solo podrán cobrar un 50% de la renta máxima durante los cuatro primeros meses desde que termine la situación de “alarma”

f) Aplazamiento de pago por acuerdo con el propietario, Se  puede solicitar al arrendador una moratoria, acreditando la situación de vulnerabilidad, pero si hay negativa, se puede acudir a la ayuda del Estado, o  préstamo oficial con una duración máxima de 14 años, sin exceder de seis meses de renta, pero acreditando igualmente que esta ayuda para la vivienda en arrendamiento es correcta, con devolución en 6 años y excepcionalmente hasta 10.

LEER MÁS

600229540

FCASTRO@ICASBD.ORG