Hijo mayor de edad y pensión alimenticia

Francisca Castro Bahamonde Abogada > Blog > Uncategorized > Hijo mayor de edad y pensión alimenticia
Hijo mayor de edad y pensión alimenticia

Mi hijo ya es mayor de edad ¿y si dejo de pagar la pensión alimenticia?

Si mi hijo ya es mayor de edad y dejo de pagar la pensión alimenticia puedo encontrarme con una resolución judicial en mi contra.

A partir de la mayoría de edad, si los hijos siguen estudiando o si sus ingresos son insuficientes para poder subsistir, se sigue asumiendo el pago de la pensión de alimentos

No existe edad máxima para recibir la pensión de alimentos.

Por tanto, los progenitores tienen el deber legal de abonar la pensión alimenticia a sus hijos menores de edad y a los mayores de 18 años que se encuentren estudiando o que carezcan de medios propios para vivir.

Entonces ¿cuándo cesa la obligación de dar alimentos?

¿cuándo puedo dejar de pagar la pensión alimenticia de mi hijo mayor de edad? 

El Código Civil establece, en el artículo 152.3, que cesará la obligación de dar alimentos “cuando el alimentista pueda ejercer un oficio, profesión o industria, o haya adquirido un destino o mejorado su fortuna, de suerte que no le sea necesaria la pensión alimenticia para su subsistencia”.

Así pues, la ley no establece ningún límite de edad,  la ayuda entre familiares no está condicionada a la edad.

¿Existen causas que eximan de ese pago?

El Código Civil enumera las causas que eximen de ese pago:

  • Que el padre o madre carezca de ingresos suficientes;
  • Si el hijo puede desarrollar un trabajo
  • Que la necesidad del hijo provenga de una mala conducta o de una falta de aplicación al trabajo.

 Por tanto ¿debo seguir pagando la pensión alimenticia de mi hijo mayor de edad?

A partir de los 18 años, el hijo mayor de edad sigue teniendo el derecho a esta pensión  si cursa estudios o si sus ingresos están muy por debajo del Salario Mínimo Interprofesional.

Pero ¿Cuándo finaliza la obligación de pagar la pensión de alimentos del hijo mayor de edad?

La obligación de prestar alimentos cesa cuando se da alguna de estas circunstancias:

    • Fallecimiento del alimentante.
    • Reducción de los recursos económicos del progenitor obligado, hasta el punto de poner en peligro su propia subsistencia.
    • Mejora de la situación económica del hijo.
    • Faltas del hijo que originan la desheredación.
    • Mala conducta en los hijos que origina la necesidad. Pierden el derecho mientras dure tal comportamiento.

Por tanto ¿cuándo podemos solicitar la extinción? 

Y ¿ la reducción de la pensión de alimentos a hijos mayores de edad?

El límite temporal de vigencia de prestación alimenticia que menciona el Tribunal Supremo trata de evitar posibles situaciones de no aprovechamiento ni terminación de los estudios por una causa únicamente imputable al hijo, por desidia, pasividad o no realización de esfuerzo ninguno por su parte.

Si los hijos mayores de edad no estudian ni tampoco trabajan durante un tiempo prolongado, se podrá solicitar la extinción de la pensión de alimentos a su favor.

Por ello, ¿Qué harán los tribunales?

Los tribunales, en función del caso concreto, establecerán un periodo estimado en el que los hijos mayores ya deberían haber terminado su formación académica o profesional y haber conseguido un puesto laboral con sus respectivos ingresos económicos, de tal forma que sean capaces de llevar una vida independiente sin necesitar los alimentos prestados del progenitor.

Así pues, no existe ningún límite de edad para la extinción de la pensión de alimentos, por lo que serán los tribunales quienes decidan si procede o no tal extinción, siempre atendiendo al caso concreto.

JURISPRUDENCIA

El Tribunal Supremo, en su sentencia de 14 de febrero de 2019, manifiesta la motivación que supone el establecimiento de un límite temporal de extinción de la pensión de alimentos.

En este caso, el límite establecido era de un año, para que el hijo mayor que se encontraba en una fase de no aprovechamiento pues llevaba matriculado tres años en el mismo curso de Bachillerato, terminara sus estudios.

La sentencia de 12 de abril de 2019 de la Audiencia Provincial de Madrid fijó un límite temporal de dos años, entendiendo que el hijo mayor de veintidós años se encontraba en el extranjero mejorando su nivel de inglés, con el que posteriormente accedería más fácilmente al mercado laboral.

Este periodo de dos años establecido por la Audiencia Provincial era entendido como suficiente para que ese joven se formara y encontrara trabajo, pudiendo sobrevivir por sí mismo.

Por ello, los supuestos en los que se pueda probar un no aprovechamiento ni la terminación de los estudios por una causa únicamente imputable al hijo, ya sea por desidia, pasividad o no realización de esfuerzo alguno, supondrían la extinción de la pensión de alimentos.

¿Y si me encuentro en situación de desempleo?

Hasta que no se llegue a un acuerdo con tu ex o no lo dicte un Juez, las pensiones de alimentos a hijos mayores de edad (y menores) deben seguir abonándose.

Cierto es que una de las causas de reducción de la pensión de alimentos (y rara vez de extinción de esta) podría ser el perder el empleo o ver reducidos sustancialmente los ingresos.

Y para ello, ¿Cómo debo proceder?

Se deberá instar un procedimiento de modificación de medidas.

  • Será necesario acreditar una disminución de ingresos que perdure un tiempo, esto es, que no se trate de algo puntual, afectando a la situación patrimonial del progenitor obligado al pago.

Si deseas solicitar la reducción de la pensión de alimentos justifica, en su caso, que tu economía ha empeorado.

DOCUMENTACIÓN:

Aporta para ello declaraciones de impuestos, cartas de despido, declaraciones de la renta, etc y haz un resumen de justificantes de tus cargas familiares, deudas, créditos, etc

  • que los hijos tienen formación académica y que no hacen nada por buscar trabajo o voluntariamente no hacen por mantenerlo
  • Que el mayor de edad si tiene ingresos y cuenta con empleo, …

Requisitos que exige el Tribunal Supremo

Obligación legal por parte de los progenitores de prestar alimentos a sus hijos. En los hijos mayores de edad, lo normal será que los tribunales mantengan esta obligación siempre que éstos vivan en casa y carezcan de recursos, por la falta de independencia económica del hijo.

Existen diferencias en cuanto a los gastos que se cubren en función de la edad: en el caso de los hijos menores de edad, los alimentos se prestan conforme “a las circunstancias económicas y necesidades económicas de los hijos en cada momento”, según recoge el artículo 93 del Código Civil.

Solo en caso de situaciones de grave dificultad económica acreditada del progenitor se podrá establecer un “mínimo vital” para cubrir los gastos más imprescindibles para la atención y cuidado del menor. También, en supuestos muy excepcionales, podrá el juez acordar la suspensión de la obligación.

En el caso de los mayores de edad:

los alimentos deberán ser proporcionales “al caudal de quien los da y a las necesidades de quien los recibe”, según se estable en el artículo 146 del Código Civil, reduciéndose únicamente a los alimentos que sean indispensables para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica, tal y como recoge el artículo 142 del Código Civil.

Ante situaciones de grave dificultad económica acreditada del progenitor, su obligación podrá cesar “cuando la fortuna del obligado a darlos se hubiere reducido hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia (artículo 152.2 del Código Civil).

Los hijos ‘nini’ o con nula relación con sus padres

La sentencia  dictada el 19 de febrero de 2019, es clara al respecto:  extinguir la pensión de alimentos cuando exista una nula relación personal de los hijos con el progenitor alimentante.

No obstante, se deberá probar que la causa de esa falta de relación es imputable «de modo principal y relevante» a los hijos.

 NUEVA CAUSA DE DESHEREDACIÓN EN EL CÓDIGO CIVIL CATALÁN

Se ha introducido en el art. 451-17 e ) del Código Civil Catalán una nueva causa de desheredación consistente en la «ausencia manifiesta y continuada de relación familiar entre causante y el legitimario, si es por causa exclusivamente imputable al legitimario».

 

Francisca D Castro Bahamonde

Abogada de Divorcios, Desahucios, Herencias, Extranjería en Cerdanyola del Vallés-Barcelona.

93 6920517

600229540

fcastro@icasbd.org

 

    Contacto