La Generalitat convoca ayudas para el alquiler a familias con dificultades económicas por la Covid-19

Francisca Castro Bahamonde Abogada > Blog > Uncategorized > La Generalitat convoca ayudas para el alquiler a familias con dificultades económicas por la Covid-19
ayudas vivienda

Alquiler y covid-19: ayudas de la Generalitat para el pago de la renta arrendaticia

Ante la situación de vulnerabilidad económica, debido a la covid-19, una de las opciones para quienes no pueden pagar el alquiler, cuando el arrendador no quiere perdonar ni rebajar la renta durante un tiempo, es solicitar las ayudas económicas otorgadas por la Generalitat.

Ante la situación de vulnerabilidad económica devenida por covid-19 y poder afrontar el pago alquiler usted tiene el plazo de un mes desde el 1 de abril para pedir al propietario de su vivienda el aplazamiento temporal en el pago de la renta, pero si su arrendador no es un gran tenedor (titular de más de diez inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o propietario de una superficie construida de más de 1.500 m2) no estará obligado a entrar a negociación.

Alquiler y covid-19: cuando el propietario no quiere ningún acuerdo

Usted puede solicitar las ayudas convocadas por la Generalitat, debiendo cumplir los requisitos siguientes:

a) estar en paro,

b) haber sufrido un ERTE ó

c) un recorte de sueldo por la Covid-19, ó

d) tener un tope de renta familiar y

e) un alquiler no superior a 900 euros

La subvención, que se puede solicitar desde el 15 de mayo, se dirige a familias arrendatarias que se encuentren en situación de desempleo, Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE), o que hayan visto reducida su jornada de trabajo de manera que les suponga una pérdida de ingresos.

La ayuda que se concederá será directa y deberá destinarse o bien a pagar la cuota mensual del alquiler o bien a cancelar los microcréditos que la familia haya pedido.

La ayuda que ahora convoca la Generalitat se puede conceder por un máximo de seis mensualidades de la renta de alquiler, desde abril a septiembre de 2020, y por un importe máximo mensual que varía según la ubicación de la vivienda.

Así, en Barcelona ciudad y su demarcación es de 750 euros; de 500 euros en las demarcaciones de Girona y Tarragona, de 450 euros para la demarcación de Lleida, y de 350 euros para las Tierras del Ebro.

En caso de compatibilizar esta ayuda con otras, el importe total de la misma no puede superar la renta de alquiler pactada en el contrato de arrendamiento.

¿Qué es necesario para acceder a estas ayudas para el alquiler en situación de covid-19?

a) que la persona solicitante sea titular de un contrato de alquiler,

b) que la vivienda constituya su domicilio habitual y que,

c) debido a la Covid-19, se encuentre en una situación sobrevenida de vulnerabilidad económica que pueda acreditar.

Requisito de los ingresos para recibir esta subvención

El conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, en el mes anterior a la solicitud de la ayuda, no deben ser superiores a 1.613,52 euros mensuales.

Sin embargo, este tope de ingresos máximos se amplía a 2.151,36 euros mensuales cuando la unidad familiar tenga a cargo algún miembro con un cierto nivel de discapacidad intelectual, sensorial o física reconocida o con una enfermedad grave que la incapacite para trabajar. Y también se amplía se es la persona deudora principal quien sufre esta discapacidad (2.689,20 euros mensuales). Finalmente, también se eleva el tope para cada hijo a cargo y en un importe diferente en función de si es una familia monoparental o no.

Además de los requisitos económicos de la unidad familiar, es necesario que la renta de alquiler, más los gastos y suministros básicos de la vivienda (luz, gas, gasóleo para la calefacción, agua, telefonía y cuota de la comunidad) igualen o superen el 35% de los ingresos netos de la unidad familiar.

También es necesario que el importe mensual del alquiler sea como máximo de 900 euros –incluidos la renta, sus retrasos, el impuesto de bienes inmuebles (IBI), la tasa para el servicio de recogida de basuras y los importes correspondientes a la repercusión de las obras de mejora–.

Cuando su propietario es un  “gran tenedor”

En este caso el propietario deberá escoger:

a) Reducción del 50% de la renta mientras dure el estado de alarma y las mensualidades siguientes si fuera insuficiente por la situación de vulnerabilidad, con un máximo en todo caso de cuatro meses.(pagará la mitad de la renta)

b) Moratoria en el pago de la renta que se aplicará de manera automática y que afectará al periodo de tiempo que dure el estado de alarma decretado por el Gobierno y a las mensualidades siguientes, prorrogables una a una, si aquel plazo fuera insuficiente en relación con la situación de vulnerabilidad provocada a causa del COVID-19, sin que puedan superarse, en ningún caso, los cuatro meses. ( durante un tiempo no pagará la renta pero deberá devolver la misma mediante el fraccionamiento de las cuotas durante al menos tres años.

 

LEER MÁS

 

Puede consultarnos ONLINE o CITA PREVIA

Despacho de abogados especializado en familia, alquileres, herencia, extranjería, accidentes