Nula relación y pensión alimenticia

Francisca Castro Bahamonde Abogada > Blog > Uncategorized > Nula relación y pensión alimenticia
Nula relación y pensión alimenticia

Nula relación con mi hijo y… ¿puedo quitarle la pensión alimenticia?

Cada vez son más frecuentes las consultas en relación a la nula relación con el progenitor y la pensión alimenticia.

Sí es posible extinguir o quitar la pensión de alimentos cuando exista una nula relación personal de los hijos con el padre/madre alimentante, siempre que sean mayores de edad, aunque habrá que atender a cada caso concreto de forma particular.

No obstante siempre será necesario probar que la causa de esa falta de relación es imputable «de modo principal y relevante» a los hijos, así lo determina el Tribunal Supremo.

ACCIÓN JUDICIAL: MODIFICACIÓN DE MEDIDAS A FIN DE EXTINGUIR LA PENSIÓN ALIMENTICIA EN CASOS DE NULA RELACIÓN 

Efectivamente, iniciaremos un procedimiento de modificación de medidas contra el/la progenitor/a no alimentante , solicitando en la demanda la extinción de la pensión alimenticia de los dos hijos, ya sea por

– Disminución de la capacidad económica
– Por falta de aprovechamiento en los estudios de los hijos
– Por nula relación personal de los alimentistas con el alimentante

Si bien es cierto que la ausencia de relaciones paternofiliales no se contempla expresamente como motivo tasado en el art. 152 del Código Civil ni en otro precepto para dar por extinguida la obligación alimenticia, no lo es menos que las «circunstancias» a las que se refieren los arts. 90 y 91 del Código Civil y el art. 775 de la Ley de Enjuiciamiento Civil pueden ser diversas y de distinta naturaleza, sin que de ningún modo constituyan numerus clausus.

¿Cómo probarlo?

Una prueba contundente para acreditar el total desapego hacia el padre que exteriorizan los hijos es interrogarlos como testigos:

¿Desde cúando no habla el hijo con el padre? ¿intentaron ponerse en contacto? ¿el padre intentó informarse de la evolución académica del hijo? ¿interés en volver a ver al padre?

JURISPRUDENCIA

Nos encontramos con sentencias en las que se determina que  «la mayoría de edad de los hijos y su manifiesto y continuado rechazo a su padre puede y debe calificarse como una alteración de las circunstancias de verdadera trascendencia por sus repercusiones en el ámbito personal de los implicados, siendo además una situación duradera y no coyuntura) o transitoria, que puede ser imputable a los alimentistas, sin que ello reste responsabilidades al padre por su falta de habilidades, y que ha acaecido con posterioridad al momento en que se adoptó la medida cuya modificación se pretende».

Otras sentencias han considerado que «En el presente caso de autos dada la mayoría de edad de los hijos, dada la nula relación afectiva, continuada y consolidada en el tiempo entre el progenitor no custodio y los hijos; la negativa de éstos de relacionarse con su padre como así pusieron de manifiesto, decisión libre, querida y voluntaria; todo ello debe considerarse como una alteración y modificación sustancial de las circunstancias y de verdadera repercusión al ámbito personal de los implicados y de carácter permanente, que justifica que dentro del procedimiento matrimonial se deje sin efecto el deber de contribución del progenitor no custodio, al amparo del artículo 91 in fine en relación con los artículos 93 , 152 del C.Civil y extensible al apartado 4 de dicho artículo.

La respuesta del Tribunal Supremo: es necesario que la falta de relación sea imputable principalmente a los hijos

Entre las iniciativas que propugnan la revisión del derecho hereditario (y de los deberes y derechos entre miembros de la familia, incluyendo los económicos), «una de ellas es la tendente a que se extiendan y modernicen los casos legales de desheredación de los legitimarios, pues las modernas estructuras familiares propician e incluso no hacen extrañas, situaciones en las que los progenitores han perdido contacto con alguno o todos de sus hijos»«Otras veces ya no es tanto la pérdida de contacto, sino relaciones entre progenitor e hijo francamente malas».

«Estas tensiones no son nuevas, pero hoy día pueden haberse incrementado, pues, con frecuencia, existen sucesivos matrimonios, que conlleva sucesivos núcleos familiares, con hijos de un vínculo anterior y otros del posterior, con intereses no siempre uniformes», asegura el Tribunal.

El código civil catalán

Nos encontramos con el artículo 451-17 e ): una causa de desheredación consistente en la «ausencia manifiesta y continuada de relación familiar entre causante y el legitimario, si es por causa exclusivamente imputable al legitimario».

Según comenta el Supremo, «en nuestro Código Civil no ha existido modificación, y ha sido tradicional que la sala, al ser las causas de desheredación de naturaleza sancionatoria, las haya interpretado y aplicado de forma restrictiva».

Las Audiencias Provinciales de Cataluña han desestimado la extinción cuando, constatada la falta de relación manifiesta, no aparecía probado que tal circunstancia se atribuyese única y exclusivamente al hijo alimentista.

Francisca Castro Bahamonde Abogada – Divorcios, Desahucios, Herencias, Extranjería en Cerdanyola del Vallés.

    Contacto