Usufructo en la herencia

Francisca Castro Bahamonde Abogada > Blog > Uncategorized > Usufructo en la herencia
Usufructo en la herencia

¿Qué es el usufructo en la herencia?

El usufructo en la herencia es el derecho que tiene la persona nombrada como usufructuaria a utilizar, usar y disfrutar el bien de otra, como puede ser una vivienda, con la obligación de conservarla.

El propietario del bien es el nudo propietario.

¿Por qué en la herencia pueden chocar las dos figuras?

La propiedad heredada dejada en usufructo está dividida entre el usufructuario que es quien la usa y disfruta y su propietario que es a quien corresponde la propiedad.

El usufructuario podrá usar y disfrutar el bien durante el tiempo que dure el usufructo, pero, en ningún caso, podrá disponer de él.

Así el usufructuario podrá disfrutar no solo de los bienes dejados en usufructo si no también de sus frutos, pero no podrá vender, hipotecar y deberá reparar la vivienda heredada.

Al terminar el usufructo deberá entregar el bien al nudo propietario en buen estado y forma de conservación.

El nudo propietario, en cambio, mientras dure el usufructo no podrá hacer uso de dicho bien. 

¿Quién paga el IBI o la Tasa de Basura?

Sera el usufructuario

¿Puedo vender la vivienda si tengo únicamente la nuda propiedad?

 Puedes transmitir la nuda propiedad y el usufructuario seguirá haciendo uso y disfrute, aunque cambie la titularidad del inmueble

 En el caso de que el usufructuario haya fallecido, debes proceder a realizar la cancelación del usufructo en la oficina liquidadora y la nuda propiedad con el usufructo se consolidará en el propietario

¿El usufructuario responde de los gastos de Comunidad?

El usufructuario no responde de los gastos de Comunidad, sino que le corresponden al nudo propietario.

En este punto, la mayoría de la doctrina afirma que en el usufructuario no responde de los gastos de la comunidad, tal y como recoge la Sentencia. Supremo de 25 de mayo de 2005 en la que se establece lo siguiente:

Según el artículo 9.5 de la Ley de Propiedad Horizontal, la contribución al pago de los gastos generales constituye una obligación impuesta a sus propietarios y, además, su cumplimiento incumbe a éstos no sólo por la utilización de sus servicios, sino también para la atención de su adecuado sostenimiento-se estima porque, es una de las obligaciones derivada de la conservación de los bienes y servicios comunes no susceptibles de individualización repercuten a todos los condominos

Generalmente, los gastos ordinarios que comporte el uso de la vivienda son a cargo del usufructuario (gastos de suministro de luz, agua, etc.) y los extraordinarios los abona el nudo propietario.

Así pues, los artículos 9 e) y 21.1 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal. recoge que es el propietario quien debe hacerse dc gastos generales del inmueble.

El Código Civil establece un criterio general:

  • Los gastos ordinarios corresponden al usufructuario.
  • El nudo propietario asumirá los gastos extraordinarios y los del capital.

Y ahí se genera confusión que nuestros Tribunales han aclarado de la siguiente manera.

Los gastos regulares, que normalmente son para pago de luz, limpieza, mantenimiento del ascensor, son a cargo del usufructuario.

No obstante, se trata de un asunto en ocasiones controvertido, la doctrina jurisprudencial mayoritaria determina que, en estos casos, el obligado al pago de la Comunidad no es el usufructuario –por más que sea quien ostenta el uso y disfrute de la casa- sino el nudo propietario.

En consecuencia, en caso de impago, la Comunidad habrá de dirigir su reclamación siempre al nudo propietario por ser a éste a quien legalmente incumbe la obligación de contribuir a los gastos generales, en virtud de los dispuesto en el art. 9.1 e) de la Ley de Propiedad Horizontal al señalar que “…Son obligaciones de cada propietario: Contribuir, con arreglo a la cuota de participación fijada en el título o a lo especialmente establecido, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización.”

¿y las reparaciones?

Al igual que los gastos, las ordinarias corresponderán al usufructuario. Y las extraordinarias al nudo propietario.

Se entienden como ordinarias la derivadas por el deterioro por el uso natural de las cosas, y también las necesarias para la conservación.

Ejemplos:

  • Rotura de una ventara
  • Una fuga aguas por rotura de grifo o cañería
  • Un fallo en un interruptor o enchufe…

Por el contrario, una extraordinaria sería por ejemplo:

  • Reparación total o parcial tras un incendio
  • El cambio de toda la instalación eléctrica por ser inservible…

Tipos de usufructo en la herencia

En la herencia el usufructo podrá ser: voluntario, legal, temporal o vitalicio.

Usufructo voluntario

Es el dispuesto por el testador en su testamento.

El testador nombra a quién quiere que sea usufructuario de una vivienda, de la herencia.

Usufructo legal

Es el  por ley: solo existe el usufructo legal del cónyuge viudo.

El cónyuge viudo, no separado legalmente o de hecho en el momento del fallecimiento, tendrá derecho a recibir como legítima:

  • El usufructo del tercio de mejora, si hay hijos o descendientes.
  • Usufructo de la mitad de la herencia, si no hay hijos, pero sí ascendientes.
  • El usufructo de los dos tercios de la herencia, no existiendo descendientes ni ascendientes.

Usufructo temporal

Es el que se establece para un tiempo determinado.

Usufructo vitalicio

Es el que termina cuando fallece el usufructuario.

USUFRUCTO DEL CONYUGE VIUDO

En la herencia testada, es muy frecuente dejar el usufructo vitalicio de todos los bienes al cónyuge viudo siendo que podrá disfrutar de los bienes usufructuados hasta su fallecimiento y mantenerlos en buen estado.

Los bienes más habituales que se dejan en usufructo en una herencia son:

  1. Bienes inmuebles: En caso de matrimonio o unión de hecho, la vivienda habitual se suele dejar en usufructo vitalicio a favor del cónyuge viudo. Con ello se evita que cualquiera de los herederos, (hijos, padres del difunto…) puedan disponer de la vivienda y dejar en la calle al viudo/a.
  2. Acciones o participaciones en una sociedad. El usufructuario tendrá derecho a percibir los beneficios que genere la sociedad
  3. El usufructuario de una cuenta corriente, podrá utilizar el dinero. Ahora bien, al finalizar el usufructo, tendrá la obligación de devolverlo. Es decir, el heredero nudo propietario tiene derecho de crédito contra el usufructuario y podrá reclamarle la devolución de lo consumido. No obstante, los intereses que genere el dinero si pertenecen al usufructuario.

Cálculo del usufructo

Para calcular el valor del usufructo hay que distinguir entre usufructo temporal y usufructo vitalicio.

Valor del usufructo temporal

El usufructo temporal se calcula a razón del 2% del valor total del bien por cada año de usufructo, sin exceder del 70%.

El valor del usufructo será:

  • 5 x 2 = 10
  • 000 x 10% = 15.000 euros.

Valor del usufructo vitalicio

La fórmula más sencilla para calcular el usufructo vitalicio es restar a 89 la edad del usufructuario.

El resultado será el porcentaje para aplicar sobre el valor total del bien, con un máximo del 70% y un mínimo del 10%.

Supongamos que el usufructo de Juan es vitalicio y tiene 50 años. El valor del usufructo vitalicio será:

  • 89 – 50 = 39%
  • 000 x 39% = 58.500 euros.

El valor mínimo del usufructo vitalicio será el 10% y el máximo del 70% del valor total del bien.

Usufructo del cónyuge viudo en Cataluña

En el caso de Cataluña, el usufructo del cónyuge viudo está regulado en el artículo 442-3, así como también en la Ley 10/2008, con fecha de 10 de julio y perteneciente al libro cuarto del Código Civil de Cataluña.

Las parejas de hecho tienen, exactamente, los mismos derechos que el cónyuge viudo, específicamente en todo lo relacionado con el usufructo.

El derecho del usufructo supone para el usufructuario, el  uso de todos los bienes: el usufructuario universal.

El derecho de usufructuario universal solo es posible si el fallecido no hizo ningún tipo de testamento.

En cambio, si el fallecido hizo un testamento, no habrá lugar para el usufructo del cónyuge, sino de la legítima  o la cuota viudal. En este supuesto, los padres del fallecido también tendrán una legítima.

Por otro lado, en el caso de que los cónyuges tuviesen hijos en común y no haya testamento, el usufructuario también será el cónyuge.

Artículo 442-3 del Código Civil de Cataluña

  1. El cónyuge viudo o el conviviente en pareja estable superviviente, si concurre a la sucesión con hijos del causante o descendientes de estos, tiene derecho al usufructo universal de la herencia, libre de fianza, si bien puede ejercer la opción de conmutación que le reconoce el artículo 442-5.
  2. Si el causante muere sin hijos ni otros descendientes, la herencia se defiere al cónyuge viudo o al conviviente en pareja estable superviviente. En este caso, los padres del causante conservan el derecho a legítima.

Conmutar el usufructo

El usufructuario cuenta con dos alternativas para conmutar los bienes, bien puede operar bajo la opción del usufructo universal o bien conmutarlo.

En este sentido, para conmutar el usufructo viudal, se debe cambiar el derecho del usufructo de la herencia completa por ¼ de la herencia, además del usufructo de la vivienda universal.

  1. El cónyuge viudo o el conviviente en pareja estable superviviente puede optar por conmutar el usufructo universal por la atribución de una cuarta parte alícuota de la herencia y, además, el usufructo de la vivienda conyugal o familiar.

Artículo 442-5.1 del Código Civil de Cataluña

Cálculo de la alícuota

El cálculo de la cuota alícuota se hace en función del valor líquido de los bienes que conforman la herencia justo en el momento de la muerte del cónyuge y al mismo tiempo, descontar de ese valor de todos los bienes que han sido dispuestos a codicilo, de forma adicional del valor del usufructo de la vivienda familiar, la cual también es atribuida al cónyuge viudo.

En ese cálculo, no se deben descontar las legítimas.

  1. Para calcular la cuarta parte alícuota de la herencia, se parte del valor de los bienes del activo hereditario líquido en el momento de la muerte del causante y se descuentan los bienes dispuestos en codicilo o pacto sucesorio y, si procede, el valor del usufructo de la vivienda que también se atribuye al cónyuge viudo o al conviviente en pareja estable superviviente, pero no las legítimas.

Artículo 442-5.4 del Código Civil de Cataluña

Así mismo, para dicho cálculo también se debe considerar la cuota alícuota que se debe pagar por la adjudicación de los bienes. Por otro lado, es importante destacar que el usufructo de la vivienda familiar o principal, solo será adjudicado al usufructuario universal si la misma formaba parte del conjunto de los bienes hereditarios, siempre y cuando no exista un testamento que indique algo diferente.

En los casos en que la vivienda familiar estuviese a nombre de los dos cónyuges, el usufructo del cónyuge viudo se extiende a la cuota de la otra parte interesada.

Plazo

El cónyuge dispone de un tiempo máximo de un año  a partir de la muerte del cónyuge. Sin embargo, cuando el cónyuge acepta el usufructo universal de la correspondiente herencia, ya no podrá conmutarse.

  1. La opción de conmutación del usufructo universal puede ejercerse en el plazo de un año a contar de la muerte del causante y se extingue si el cónyuge viudo o el conviviente en pareja estable superviviente acepta de forma expresa la adjudicación del usufructo universal.

Artículo 442-5.2 del Código Civil de Cataluña

Si los cónyuges tienen hijos menores de edad y el cónyuge vivo es su representante legal, el mismo podrá representar a los menores para la aceptación de la herencia.

¿La persona pierde el derecho del usufructo cuando se casa o convive con otra persona?

El cónyuge no pierde dicho derecho.

La única forma de que se extinga el mismo es el caso del embargo de los bienes, expropiación o muerte de la persona.

Por otro lado, si en el momento del fallecimiento los esposos o pareja de hecho estaban en tramites de separación o legalmente separados, se pierde por completo el derecho del usufructo del cónyuge fallecido.

Artículo 442-6 del Código Civil de Cataluña

  1. El cónyuge viudo no tiene derecho a suceder abintestato al causante si en el momento de la apertura de la sucesión estaba separado de este legalmente o de hecho o si estaba pendiente una demanda de nulidad del matrimonio, de divorcio o de separación, salvo que los cónyuges se hubieran reconciliado.
  2. El conviviente en pareja estable superviviente no tiene derecho a suceder ab intestato al causante si estaba separado de hecho del causante en el momento de la muerte de éste.

En resumen de lo expuesto

Si el cónyuge viudo comparece con los hijos tendrá derecho al usufructo universal, conmutable por una cuarta parte de la herencia y el usufructo de la vivienda habitual.

  • Si se fallece con hijos, los mismos serán herederos universales de la herencia, y heredarán por partes iguales entre ellos.
  • Si en la herencia, junto a los hijos, existe cónyuge viudo (o pareja de hecho), tendrá derecho al usufructo universal, aunque podrá cambiarlo por una cuarta parte de la herencia y el usufructo de la vivienda habitual.
  • Si el fallecido no tenía hijos ni nietos, heredará su cónyuge o el conviviente en unión estable de pareja (que no esté separado legalmente).
  • Si tras la defunción no existen hijos, nietos ni cónyuge, heredarán los ascendientes (padres, abuelos, bisabuelos, etc…) por partes iguales entre ellos si los hay, y si sólo vive uno de los dos, heredará éste la totalidad de la herencia.
  • Si no hay nadie de los anteriormente citados, heredarán los hermanos, los hijos de los hermanos y los parientes hasta el cuarto grado.
  • Si no existiere nadie de todos los anteriormente citados heredará la Generalitat de Catalunya.
  • El cónyuge viudo no tiene derecho a suceder si en el momento del fallecimiento estaba separado, divorciado o con sentencia de nulidad matrimonial, salvo que hubiese habido reconciliación.
  • La pareja de hecho conviviente tampoco tiene derecho a heredar (no se le equipara al cónyuge) si en el momento del fallecimiento estaba separada de hecho.

¿Qué Pasa Cuando No Hay Testamento En Catalunya?

En Catalunya la legítima es de una cuarta parte de la herencia, y el orden de suceder cuando no se ha hecho testamento nos dirá quién hereda las tres cuartas partes de la herencia restantes, siendo el siguiente:

  1. Los hijos.
  2. El cónyuge o la pareja de hecho.
  3. Los ascendientes.
  4. Hermanos y familiares hasta el cuarto grado.
  5. Generalitat de Catalunya.

Si existen hijos ya no heredará el cónyuge (salvo que concurra con ellos a la herencia con el usufructo universal) y si no existen hijos ni descendientes pero sí cónyuge heredará este último. En ese caso los abuelos y resto de parientes no entrarán en la herencia.

El cónyuge usufructuario podra optar (dentro de un año) entre:

  1.  Quedarse el usufructo universal de toda la herencia, correspondiendo la nuda propiedad a los hijos.
  2.  Cambiar el usufructo universal por el usufructo de la vivienda, con la consecuencia de que no saldrá de la misma mientras viva, y por una cuarta parte alícuota de la herencia, que hará necesario el consentimiento de todos los demás herederos – los hijos – para realizar una venta provechosa de aquellos bienes en indiviso o en usufructo, siendo ello imposible mientras no haya acuerdo entre ellos.

Francisca Castro Bahamonde Abogada – Divorcios, Desahucios, Herencias, Extranjería en Cerdanyola del Vallés.

?600 22 95 40

  ???.franciscacastrobahamondeabogada.com

  fcastro@icasbd.org

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    Contacto